Subrogación de la hipoteca
Conectar o Registrarse
  Recuérdame
 Recordar contraseña
 
   Alquiler
   Alquiler de pisos

   Bricolaje
   Carpintería
   Fontanería
   Ideas y sugerencias
   Pintura

   Comprar pisos
   Elección del piso
   Proceso de compra

   Curiosidades
   Casas de famosos
   Casas de vacaciones de los famosos
   Las mansiones de las estrellas
   Muy interesante

   Decoración
   Accesorios de decoración
   Baños
   Cocinas
   Decoración de Navidad
   Despachos
   Escaleras
   Estilos de decoración
   Habitaciones
   Salones

   Exteriores
   Jardines
   Piscinas
   Jardinería

   Hipotecas
   Conceptos e ideas
   Cancelación de la hipoteca
   Créditos puente
   Euribor
   Gastos hipotecarios
   Subrogación de la hipoteca
   Tipos de hipotecas

   Hogar
   Climatización
   Encimeras
   Paredes
   Sofás
   Suelos

   Seguros
   Seguro de hogar


1
Subrogación de la hipoteca
0

Subrogación de la hipotecaUna subrogación hipotecaria nos permite cambiar la hipoteca de un banco a otro con el objetivo de obtener una mejora en las condiciones de un préstamo, sin necesidad de cancelarlo y formalizar uno nuevo. Los bancos en ocasiones ofertan hipotecas pensadas para acoger subrogaciones, denominadas "hipotecas subrogación".

Al solicitar una subrogación de hipoteca podremos modificar el plazo de amortización o los tipos de interés aplicados, pero nunca el resto de condiciones. Hay que tener presentes los los gastos de subrogación: comisión de subrogación, comisión de cancelación, gestoría, notaria,… Cuanto más reciente sea la hipoteca, más puede interesarte subrogarla, ya que los intereses se pagan generalmente al principio de la vida del préstamo.

Calcula si la diferencia entre el ahorro que podemos lograr y estos gastos vale la pena. En ocasiones es más económico quedarse dónde estamos que iniciar la subrogación. Simula también la cuota mensual que te quedará para conocer el ahorro que os supondrá cambiar la hipoteca a la nueva entidad. Si la diferencia es muy pequeña, el traslado no compensará.

Antes de hacer una subrogación, debemos solicitar a nuestro banco una mejora de nuestra hipoteca. A esto se le llama “novación”. El banco en el que tenemos la hipoteca puede reternernos siempre y cuando nos iguale la oferta vinculante que nos haga otro banco (Derecho de enervación). Si llegaramos a la misma oferta con nuestro banco nos ahorraríamos dinero, ya que no tendríamos que pagar los gastos anteriormente citados. De no llegar a acuerdo, podemos iniciar los trámites.

Imprimir artículo Enviar por email   1 comentario Insertar comentarios


Tags:   hipotecas, préstamos, subrogación
Contacto HogarPedia.com :: Bricolaje, decoración, hogar, pisos, hipotecas, seguros, alquiler.
Aviso Legal